primera F.jpg
Junta de Regantes CUFE

A mediados de los 80’s, después de la construcción de los principales sistemas de riego,  no se había logrado el Retorno esperado de las inversiones realizadas. En las áreas bajo riego se mantenían unos niveles de producción y productividad muy por debajo de su potencial. A esto se le sumaba el creciente deterioro de los sistemas construidos y creciente degradación de la calidad de los suelos bajo riego por problemas de drenaje, salinidad y erosión.

 

 

La situación se agravaba por los favoritismos por  injerencias políticas en la operación de los sistemas y por los frecuentes sobornos a los “cabos de agua” por parte de los usuarios más acaudalados.


Persistían, así mismo, frecuentes conflictos entre los usuarios por problemas en la distribución de las aguas y daños al sistema, ya que los regantes no reconocían las obras como propiedades suyas que debían preservar para su uso y los niveles de retorno de los costos de operación y mantenimiento de los sistemas de riego eran muy bajos, no solo por las bajas tarifas aplicadas, sino también por los bajos índices de cobro.

 

Esto motivó la implementación del Proyecto Manejo de Aguas a Nivel de Fincas (PROMAF), ejecutado por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), con la asesoría de la Universidad del Estado de Utah y el financiamiento de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID)

 

El logro más importante de dicho proyecto, fue la organización de los usuarios en Asociaciones y Juntas de Regantes. La iniciativa más importante implementada por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) para mejorar el manejo de los sistemas de riego, fue la transferencia de la administración, operación y mantenimiento de dichos sistemas. Las dos primeras Juntas de Regantes organizadas fueron la de YSURA, en el valle de Azua y la Junta de Regantes del Canal Ulises Francisco Espaillat (Junta CUFE), ambas en el año 1987.

 

La Junta CUFE fue fundada el 9 de octubre del 1987 y fue la primera junta de regantes en ser legalmente incorporada, según la antigua ley 520 sobre organizaciones sin fines de lucro, en junio del 1988. Posteriormente fue habilitada para dar cumplimiento a la Ley 122-05 para la regulación y fomento de las asociaciones sin fines de lucro en la República Dominicana.

 

Posteriormente se fue fortaleciendo la política de organizar a los usuarios y transferirles los  sistemas de riego. En el 2007 se transfirieron los últimos sistemas en ser organizados y en la actualidad casi todas las área bajo riego están siendo administradas por los usuarios.  

DSCN0502 (1)_edited.jpg

ANTECEDENTES